El maquillaje un aliado de la belleza…si no te equivocas

maquillaje“Lo mejor es lucir natural, pero requiere maquillaje para verse natural” decia el gran diseñador Calvin Klein. De esta sentencia al día a día muchos son los errores de maquillaje que arruinan los mejores deseos, el mejor peinado… En esta entrada dos fuentes nos detallan lo que no se debe hacer en el maquillaje, el paso a paso para no cometer los errores mas comunes y sobre todo aquellos que lejos de darnos una imagen natural, nos envejecen, o sea todo lo contrario a lo que cualquiera quisiera…

Equivocarse  en el maquillaje puede ser muy perjudicial para tus intenciones de verte radiante. Y es que muchas veces se ocupan algunas técnicas para quitarsse años de encima y verte mucho mejor.

Pero ¿qué pasa si lo que usas te hace ver mayor de lo que en realidad eres? Te mostramos esos errores que puedes cometer y que es mejor conocer antes de equivocarte.

A la hora de elegir la base, si es que es necesaria, debemos escoger el tono más parecido al de nuestra piel…Y que sea para el tipo de piel que tengan. Sólo si es necesaria, ya que muchas mujeres cometen el error de pensar que al aplicarse base pueden lograr el mejor resultado. De seguro hay muchas que no la necesitan y que con solo aplicarse un poco de polvos compactos su piel quedaría mucho más lozana y con un aspecto muy juvenil. Lo que si no hay que abusar de los polvos ya que estos marcan las de expresión, por lo que hay que tratar de no aplicarlo sobre estas.

Muchas veces abusamos del rubor, y lo aplicamos en zonas incorrectas. Este debe ir sobre los pómulos, la idea es que sea de un tono muy natural y de acuerdo al tono de la piel. No aplicarlo cerca de la nariz, y si tiene brillo, hay que tener cuidado de no aplicarlo sobre las líneas de expresión.

Cuando aplicamos las sombras, si escogemos un tono brillante, debemos alejarnos de parte externa del ojo, ya que sino lograremos resaltar esa zona con líneas de expresión, o las famosas “Patas de Gallo”.

Para enmarcar los ojos, el tono café es el indicado, ya que de esta forma el ojo se ve más natural. Delinear con una línea lo más pegada a las pestañas, para que sólo sea un efecto óptico y se vean como si no
estuvieran maquillados. Ojo al aplicar delineador bajo las pestañas inferiores, ya que, si no es muy natural, logramos que parezca como ojeras a lo largo del día, cuando se va corriendo.

No abusemos de la máscara de pestañas, muchas mujeres se aplican varias capas de esta, logrando que las pestañas no luzcan naturales, recordemos que menos es más a la hora de maquillarse.

Delineador de labios: es un un fiel amigo, pero cuando sabemos aplicarlo. Para sacarle partido aplícalo en todo el abios, ya que si solo marcan la línea que bordea, logramos que se vean aun más las líneas de expresión. Y no solo eso, al aplicar el labial si este es mas suave que el delineador, el resultado es nefasto.

Los 5 errores fatales al maquillarse

Que levante la mano el que no ha usado una base de maquillaje de un tono distinto al de su rostro o el que no se ha excedido alguna vez al colocarse el rubor. Todos (¡todos!) los que hemos experimentado con el maquillaje hemos cometido un error de estos en algún momento. ¡Ni las celebridades se salvan!
Ya sea porque nos equivocamos al momento de aplicar un producto o cuando escogemos uno, puede que estemos cometiendo un error al maquillarnos sin darnos cuenta e, incluso, ¡puede que ese error se haya convertido en parte de nuestra rutina diaria!
Si bien todos utilizamos técnicas y tendencias de maquillaje distintas, los errores que cometemos suelen ser siempre los mismos. Revisa la siguiente lista y fíjate si has cometido alguno de ellos:

1. Usar un tono de base distinto distinto a nuestro tono de piel
No importa que tan hermoso nos haya quedado el maquillaje que aplicamos en nuestros ojos o lo lindo que nos queda un lápiz labial, si no le prestamos atención a nuestra base de maquillaje todo lo demás será en vano si terminamos con una especie de máscara.
Para evitar este error es mejor probar el tono de base en el mismo rostro y no en la mano, como suele hacerse, porque la diferencia de color entre nuestras manos y nuestro rostro puede ser mucha. Mejor aún, pide una muestra del tono que pretendes comprar para  probarlo en casa con distintos tipos de iluminación.
También, debemos tener en cuenta que  nuestra base de maquillaje debe adecuarse al tono de nuestro rostro en verano y en invierno, porque no siempre es el mismo. Y si vamos a tomarnos fotografías, es importante tener cuidado con la base (y el corrector) que usemos, porque el flash puede hacer que ésta se vea más clara debido al spf. ¡Todo sea por lograr que el rostro y el resto del cuerpo parezcan de la misma persona!

2.- No preparar nuestra piel
No preparar la piel adecuadamente antes de maquillarnos hace que ésta termine con una apariencia acartonada. Un paso clave para evitarlo es hidratar el rostro, porque cuando la piel está seca nuestras imperfecciones se hacen más notorias y resulta evidente que llevamos maquillaje puesto.
Además de la crema hidratante, puedes valerte de otros productos para preparar tu piel. Por ejemplo, puedes utilizar agua termal en spray o un primer. Ambos harán que la aplicación del maquillaje resulte más sencilla y logres un mejor acabado. Además, el agua termal te ayudará con la hidratación del rostro, mientras que el primer hará que tu maquillaje dure más tiempo.

3.- Aplicar demasiado maquillaje
No solo aplicar base de maquillaje en exceso puede traernos problemas. Utilizar una cantidad exagerada de sombras o de rubor también nos alejará del resultado que queremos conseguir.
En cuanto a las sombras, es muy importante tener en cuenta los tonos que estemos utilizando, porque algunos son más llamativos que otros. Recuerda: no es lo mismo tener un poco de sombra brillante en los ojos que terminar luciendo como una bola de disco.
Siempre debemos de trabajar adecuadamente el producto para lograr difuminarlo hasta que quede como deseamos.  No solo es importante difuminar las sombras, sino también el resto de productos que usemos. Difuminando evitarás líneas demasiado marcadas, de lo contrario tendrás un look muy rígido.
Lo mismo sucede con el rubor. Es más conveniente aplicar el producto poco a poco y no de un solo golpe, así tendrás más control sobre la cantidad de maquillaje que desees utilizar. No olvides que corregir siempre es más difícil, pero si te sucede puedes quitar un poco de producto con un tissue o aplicando polvos sueltos para bajar el tono del rubor.

4.- No tener cuidado con la máscara de pestañas
Ya sea porque queremos unos ojos que luzcan más grandes o una mirada más penetrante, la mayoría de personas suele enfocarse en la mirada a la hora de maquillarse.
Definitivamente, uno de las cosas que tenemos que tener en cuenta es qué producto usamos y cómo aplicamos la máscara de pestañas. Antes que nada, debemos rizar las pestañas para lograr una mirada más abierta. Después, debemos tener cuidado de usar una máscara de pestañas que no sea muy antigua. Recuerda que el tiempo recomendado para mantener tu máscara es de solo tres meses. Luego de eso el producto no nos brindará el mismo efecto que en un inicio y dentro del tubo de máscara pueden llegar a acumularse una gran cantidad de bacterias con el paso del tiempo. Ten mucho cuidado con esto, porque ¡ninguna infección en los ojos es atractiva!
Por otro lado, recuerda separar las pestañas con un cepillo y no aplicar más de dos o tres capas de máscara. Si aplicas demasiado producto tus pestañas se llenarán de grumos y lucirán poco naturales. Y si te gustan las pestañas postizas, ten en cuenta el volumen y el tamaño de las que escojas.
5.- Descuidar tus cejas
¿Quién no se ha excedido al momento de depilar sus cejas? Aunque es muy común, ¡este error puede ser fatal! Al depilar las cejas más de lo debido, no solo lograremos dejarlas muy finas o casi desaparecerlas, sino que hacer esto durante mucho tiempo puede causar daños en los folículos capilares y ocasionar que el pelo no vuelva a crecer ¡jamás!
Siempre mantén tus cejas en buen estado, péinalas y fíjalas con cera o máscara transparente. Además, ten mucho cuidado al momento de rellenar los espacios vacíos que puedas tener. El tono del producto que utilices debe ser lo más semejante posible al color de tu cabello. ¡Es horrible ver a alguien con cejas de un color totalmente diferente! Y evita que los trazos que realices para rellenar estos espacios sean muy marcados. Es mejor realizar trozos cortos y suaves para lograr un acabado más natural.
Nunca olvides que el maquillaje es un gran aliado en nuestro intento por lucir mejor, pero puede convertirse en nuestro peor enemigo si no sabemos utilizarlo de la manera adecuada. Afortunadamente, si cometemos alguno de los errores mencionados, siempre hay manera de corregirlo. Con un poco de esfuerzo y realizando pequeños cambios en nuestra rutina de maquillaje podremos solucionar cualquier problema.
Fuentes: revistamujeres.cl || Lourdes Vásquez | latamreview.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s