Sal y azúcar como exfoliantes

No es por nada, pero los productos exfoliantes suelen ser caros y muchos nos dejan luego una sensación algo pringosa en la piel. La naturaleza cuenta con grandes exfoliantes que ademas de naturales no son agresivos a la piel. Estamos hablando de la sal marina el azúcar moreno. Una muy abrasiva, otra exfoliante y muy nutritiva. Apuntate a lo natural y atrevete a preparar ese exfoliante que puede ser tu formula secreta de belleza.

Como en todas las cosas de la vida el sentido común es muy importante. Cuando nos exfoliamos el único peligro es que nos excedamos en esta acción y pronto nuestra piel protestará. Lo primero que hará es ponerse mas roja de lo habitual. Es la indicación de que nos hemos pasado en la cantidad de sal o azúcar, el esfuerzo buscando mas exfoliación o en la frecuencia

Las cantidades
Para las zonas del cuerpo con callosidades, rugosidades como los codos, las rodillas, talones aplicaremos el exfoliante formado por media taza de sal marina fina y una taza de aceite corporal. Existen varios aceites para masajes en l mercado. De ellos elegimos el que mas nos gusta. Tambien podemos usar aceite de oliva virgen.

Para el resto del cuerpo abrimos la botella de gel de ducha de 600 ml y le añadimos 100g de azúcar moreno. Mezclamos bien el contenido y ya disponemos de un gel de ducha exfoliante.

Como lo aplicamos
El exfoliante de sal marina se aplica con un algodón o círculos desmaquilladores sobre a zona a tratar. Realizamos un masaje suave con movimientos circulares y evitando largos arrastres del exfoliante.

El gel de ducha exfoliante lo aplicamos al cuerpo cogiendo un poco de cada vez con las manos. Lo aplicamos sobre la piel haciendo un suave masaje. Primero mojamos bien nuestro cuerpo y cerramos el agua de la ducha. Con el sistema que escojamos es importante pasar por todos los rincones del cuerpo. Despues nos podemos continuar duchando como lo hacemos a diario. Cada persona sabe cuan fuerte es su piel. Los masajes con el gel de ducha exfoliante han de ser suaves. Es mejor mas tiempo y mas suave que apurar la exfoliacion haciendo mas presion sobre la piel. Si tu piel es muy sensible prepara solo un poco en un cuenco y añadiendo solo l equivalente a 50 g de azúcar por frasco de gel. Estas advertencias no son para intimidar, solo para que logremos los máximos resultados con productos naturales y caseros.

Con que frecuencia
Esto es importante para lograr avances reales en el mantenimiento joven de la piel. La exfoliacion retira las células muertas de la capa superior de la piel. Al hacerse se provoca una mayor irrigacion sanguínea que propicia la generación de nuevo colágeno y que se restaure la capa perdida de piel. Este proceso natural suele necesitar una semana. Es por ello que cuando aplicamos una exfoliacion no debemos realizar otra hasta pasada una semana.

En el caso de las asperezas tratadas con el exfoliante a base de sal marina yo recomiendo esperar al menos 10 días.

Fuente: nachhaltigleben.ch | chicafresh.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s